Fue una filósofa griega nacida en Alejandría (actual Egipto) en torno a los años 355 o 370 y que murió sobre el 415 o 416. Su valor reside en haber sido la maestra que creó la Escuela neoplatónica en una época en la que las mujeres tenían vedado el acceso al conocimiento, un espacio reservado exclusivamente para los varones. Se convirtió así en una pionera en las matemáticas y la astronomía, al menos la primera de la que hay constancia histórica. Como tantas mujeres destacadas, sufrió en carne propia el haberse saltado los cánones sociales, muriendo asesinada de un modo cruel por una turba de fanáticos cristianos. Para nosotras representa la primera mujer que empezó a despatriarcar el orden social, abriendo una pequeña fisura en el muro del conocimiento androcéntrico, por la que durante siglos se fueron asomando y colando muchas, muchas más. Un ejemplo de libertad y valentía a la que queremos rendir un modesto tributo por haber puesto esos primeros peldaños (que le costaron la vida) para la construcción del pensamiento y la práctica feminista que vendría después. Larga vida a Hypatia…..

Anuncios